Ascensión a Peña Isasa, la cumbre más emblemática de la Rioja Baja. Recorrido de 12 Km y dificultad moderada, con buenas panorámicas sobre el valle del Cidacos y en plena Reserva de la Biosfera.

Recorrido hasta Peña Isasa

Llegados a Muro de Aguas por la LR-287 nos encontramos con la fuente de los 16 caños y poco más adelante podremos aparcar. Siguiendo las indicaciones de subida al Castillo pasamos por la Iglesia Vieja, los restos de una torre fuerte y cogemos el cordal que nos llevará hasta la cima. Salvamos un desnivel de unos 680 m. El sendero no está siempre claro pero basta con seguir el cordal disfrutando de las vistas.

La cima (1.474 msnm) es espectacular y merece dedicarle un tiempo a la vez que descansamos. Peña Isasa es parte de la Sierra de Peñalmonte  (Sistema Ibérico) y resulta visible casi desde cualquier punto de la comarca, por eso el dicho: “Peña Isasa, muchos la ven pocos las pasan”.

El regreso se realiza por pistas y nos acerca a un grupo de corrales, algunos abandonados, en los que merece la pena detenerse. Perfectamente integrados en el paisaje y sin una gota de argamasa son un excelente ejemplo de bioconstrucción, fruto de siglos de trabajo y sabiduría popular. ¿Quién necesita “arquitectos estrella”? El cómodo paseo nos llevará a la ermita de San Martín, el crucero (S XVI) y, en medio de un fuerte olor a ajo, de nuevo a Muro de Aguas.

Peña Isasa

El medio natural

Isasa deriva de Isetza (retama en euskera), nombre bastante descriptivo de estos paisajes. Estamos en plena montaña mediterránea, con un paisaje fuertemente deforestado y erosionado. Un paisaje tan duro y frágil, como hermoso. Olmos y chopos en las vegas pobladas de huertas, manchas de pino de repoblación.  Fauna y plantas aromáticas son abundantes: romeros, tomillos, espliego, buitres, corzos… y muy conocidas sus piritas, aquí llamadas cantalobos.

Vistas en la subida a Peña Isasa

Muro de Aguas

Con apenas 60 habitantes (llegó a tener 800), forma ayuntamiento con el cercano Ambas Aguas. Es frontera natural con Soria y la meseta castellana y hasta el S XIX permaneció unido al Señorío de Cameros. Como toda la comarca ha sobrevivido gracias a la ganadería y tiene una empresa de embutidos y otra de ajos pelados. El único servicio disponible es un pequeño bar junto a la iglesia.

Muro de Aguas en la subida a Peña Isasa

Recomendaciones:

  • Es una ruta muy expuesta a la climatología, por lo que no es aconsejable ni en verano ni en invierno.
  • Turruncún (pueblo abandonado), Cornago (Castillo) y Ambas Aguas (huellas de dinosaurio) son propuestas para completar la jornada.
  • Si necesitas alojamiento, guía o transporte podemos proporcionártelo.