Dicen que Hayedo de Santiago es uno de los bosques más bonitos y salvajes de La Rioja. Vamos a comprobarlo ascendiendo hasta su cota más alta: La Lastra  (1.761 m) en el cordal que separa Soria y La Rioja. Pronto compruebo que además de bonito, es uno de los menos humanizados: Un par de ardillas y un toro con cara de pocos amigos salen a recibirme. Me esperan casi 5 horas de caminata en completa soledad.

Datos de la ruta:

  • Circular
  • 12,5 Km.
  • Desnivel acumulado: +734 m. -741 m.
  • Señalización: No
  • Dificultad: Moderada (fuertes pendientes).
  • Salida / fin: Ajamil, Refugio de Pradito Gil.
  • Descarga GPX.

Puntos de interés:

  • Naturaleza.
  • Vistas panorámicas.

Hitos

  • 0 Km. Refugio de Pradito Gil: 1.260 m.
  • 3,34 Km. Refugio de cazadores (collado Delantero: 1.537 m.
  • 5 Km. Alto de Ostaza: 1.590 m.
  • 6,22 Km. Cerro de la Comadreja de Valdegrande: 1.700 m.
  • 7,59 Km. La Lastra: 1.761 m.

Descripción del recorrido

Llegados a Ajamil de Cameros continuamos hasta el final del pueblo y en una curva muy cerrada abandonamos la carretera y continuamos, durante 5 Km., siempre paralelos al río Vargas o Rabanera. Veremos antes una casilla a nuestra izquierda que a menudo se confunde con el refugio pero es una propiedad particular. El refugio se encuentra donde el finaliza el tramo apto para vehículos. Es una zona abierta, con acceso al río, mesas para comer y asadores.

Comenzamos siguiendo la pista con una fuerte ascensión de dos kilómetros. El piso es bueno, sin dificultad y el entorno muy agradable. Alcanzamos entonces el cordal. Una continua alambrada (que mal gusto) nos indica que enfrente tenemos Soria, a la derecha los cerros de Castillo y Calvo (accesibles aunque no subiremos hasta ellos).

Girando a la izquierda continuamos paralelos a la alambrada en un pequeño sube y baja hasta llegar al refugio de cazadores, para ello nos veremos obligados a cruzar la alambrada, pero se hace sin problemas y superado el refugio volveremos al lado riojano. Volveremos a ascender de forma más moderada, hasta el alto de Ostaza y un nuevo descenso no llevara hasta el punto que utilizaremos para abandonar el cordal de regreso. Frente a nosotros adivinamos una subida que desanima. Quien no quiera afrontar la cumbre puede en este momento abandonar, siguiendo los hitos que se internan de nuevo en el bosque.

La subida es dura, pero corta, con calma se sube sin ninguna dificultad. Accedemos ya a vistas panorámicas interesantes y al alcanzar el siguiente cerro, Comadreja de Valdegrande, la subida se vuelve más amable. Sin más dificultades accedemos a la cima del recorrido. Estamos en una de las zonas más despobladas de la península y la naturaleza se manifiesta con fuerza.

Para el regreso desandamos durante 2 Km. hasta alcanzar los hitos que se internan en el Hayedo de Santiago. La senda poco a poco desaparece y no es difícil despistarse un poco, atentos al gps y los hitos. Es un tramo muy bonito entre pequeñas regatas intermitentes que acaban en el río Rabanera. Alcanzaremos así la pista y girando a la izquierda, llegaremos al punto de inicio.

 

El medio natural

El Hayedo de Santiago o Monte Real forma parte del Camero Viejo, siendo una excepción dentro del paisaje deforestado que caracteriza a esta comarca. Constituye el extremo occidental de la Reserva de la Biosfera, al límite del Parque Natural de Sierra Cebollera, y desde el interior de este bosque, nada hace predecir la desolación de los valles que le rodean.

En el espacio que recorremos, entre los ríos Vadillos y Rabanera (o Vargas) predominan las hayas, pero también es posible encontrar bosques mixtos de ribera y robledales. El cordal con sus más de 1.700 m. de altitud y repoblado con pino negro, desafía orgulloso a los macizos de Sierra Cebollera, el Urbión o la Demanda.

La despoblación se deja sentir con fuerza en los pueblos que hasta hace poco explotaban su riqueza forestal y ganadera. En Canto Hincado, poco más delante de la cumbre de este recorrido, arranca la Cañada Real Soriana Oriental que atraviesa toda España hasta Ciudad Real.

Despoblación y frondosos bosques, favorece la presencia grandes mamíferos, aunque por desgracia, también de cazadores. Ajamil  y el Hayedo de Santiago, son hoy parte de la Reserva Nacional de Caza.

Recomendaciones

  • Es preciso informarse de las batidas de caza: www.larioja.org/medioambiente
  • Caminaremos a una altura considerable, posibles cambios bruscos de tiempo.
  • Paraje muy solitario: revisa tu equipo antes de salir.
  • La cobertura falla en algunas zonas, la batería no debe fallar.
  • No hay señalización: Atención al Gps y a los hitos.
  • Dosifica las fuerzas: Pendiente muy pronunciada tras el Alto de Ostaza.
  • El silencio es imprescindible para avistar fauna.
  • Para +info