Senderismo, ski, Bird watching, gastronomía, micología, mountain bike… Ezcaray es, según reza la publicidad, la primera villa turística de La Rioja. De tal condición derivan sus virtudes y carencias. ¿Qué ofrece a quienes disfrutamos del senderismo?

Naturaleza. Ezcaray es el término municipal riojano con mayor superficie de bosque. La Sierra de la Demanda, con sus cumbres superiores a los 2.000 m. (entre ellas San Lorenzo, la más alta de La Rioja), favorece un clima atlántico y un paisaje típicamente cantábrico, único en La Rioja y en todo el interior peninsular. Predominan los hayedos, con bosques mixtos de frondosas y prados separados por setos vivos (sauces, avellanos, cerezos…) de alto valor ecológico. La sierra cuenta con una notable presencia de grandes mamíferos y algunas especies protegidas: desmán ibérico, águila real, búho real…

Ezcaray Bosque de alerces

Arquitectura popular. Su comarca (Valle del Alto Oja) posee uno de los conjuntos de arquitectura popular más interesantes y mejor conservados. En Ezcaray destacan sus plazuelas porticadas, palacios y la Real Fábrica de Tapices (1.752), hoy convertida en albergue. Mantas Ezcaray tiene un pequeño taller artesano abierto al público, último vestigio de la tradición textil en la zona, y de visita muy recomendable. Plano turístico municipal.

Calles de Ezcaray

Servicios. Abundan los de calidad en restauración, alojamiento, guías o incluso equipamiento. La programación cultural es variada y bastante acertada, destacando su reconocido Festival Internacional de Jazz Villa de Ezcaray. Su clima benigno (aunque lluvioso) y el carácter acogedor de sus gentes, completa un cuadro que hace de Ezcaray visita obligada en La Rioja, especialmente para practicar senderismo o cualquier otro deporte de montaña.

Una pega: el turismo. De 2.000 residentes habituales, puedes tropezarte con hasta 15.000 en temporada alta. La influencia que esto tiene en precios y comodidad, es fácil de adivinar. Ezcaray es un buen destino…turístico. Con sus ventajas e inconvenientes.

GR 93 Valvanera Ezcaray

Senderos

Ezcaray-San Millán: 17 Km., sencillo y bien señalizado. Segunda etapa de la GR 93 que a través de bellos paisajes nos acerca hasta el principal centro monástico de La Rioja y Patrimonio de la Humanidad.

Ezcaray-Santo Domingo: 14 Km. Primera etapa de la misma GR y último tramo de la “Via Verde del Oja”. Sin ninguna dificultad, aunque algo aburrido, discurre por el antiguo trazado del “Bobadilla”, popular tren de vía estrecha. Apropiado para un cómodo paseo en bicicleta.

Ezcaray-Valvanera: 23 Km. Más montañero y sin dificultad técnica, sus 1.287 m. de desnivel positivo requieren un esfuerzo considerable. Las inigualables vistas y el Valle de Valvanera, son la mejor recompensa.

Existen además algunas ascensiones (San Lorenzo) y otros senderos locales muy apropiados para conocer el entorno. Son innumerables y, como siempre, la mejor forma de conocerlos es echar mano de los guías locales, que conocen, aman y protegen cada rincón de estos valles.

GR 93 Ezcaray Valle de Turza

Mis favoritos

Las aldeas: En el municipio de Ezcaray existen otros nueve núcleos de población, conocidos como las aldeas. Son pequeños pueblos, accesibles por carretera o a pie, que conservan todo el sabor de su pasado. Altuzarra, Ayabarrena, Azárrulla, Cilbarrena, Posadas, San Antón, Turza, Urdanta y Zaldierna.  Al terminar de visitarlas…

Tapas, vino y Jazz. Después de tu ruta senderista, nada mejor que unas tapas regadas con rioja. Para combinar ambas cosas Ezcaray es el sitio más adecuado del mundo. Si coincides con alguna de las actuaciones del Festival de Jazz, te aseguro que no lo olvidarás.

Si para planificar tu escapada a Ezcaray precisas de cualquier tipo de servicio, puedes solicitarlo en nuestra Web.

Calles de Ezcaray

Algo de Historia:

El nombre Ezcaray proviene del euskera «Haitz-Garai» (peña alta), al ser su fundación obra de los reyes de Navarra con la intención de repoblar la frontera con Castilla. Pero fue Castilla quien en 1076 se apoderó de valle, concediéndole años más tarde (1.312) un Fuero cuya intención seguía siendo la repoblación y que estuvo vigente hasta 1876. Cien años más tarde 1976 abrió sus puertas la estación de esquí de Valdezcaray, y el turismo se convirtió en la principal fuente de riqueza del valle. Antes lo fueron sus explotaciones mineras y ganaderas.

Ezcaray, el Bovadilla

www.santurdederioja.org

El ferrocarril de vía estrecha Haro – Ezcaray estuvo activo entre Julio de 1.916 y Enero de 1.964. Fue siempre un ferrocarril privado y deficitario, destinado al transporte de personas, mineral de las aldeas y productos agrícolas. Cuentan que iba tan despacio que la gente bajaba a coger uva durante el recorrido y que escarabajo de la patata (cultivo muy extendido entonces en la zona) obligaba a limpiar las vías para que la maquina no patinase.  Pese a todo, fue un medio de transporte muy popular, al que llamaban “Bobadilla” y que alcanzó su máximo esplendor en la época del estraperlo (contrabando durante la dictadura franquista).