Cuando por primera vez te planteas viajar caminando, son muchos las dudas que surgen. Ya no se trata de peregrinar a la Meca o a Santiago. Viajeras y viajeros se plantean hoy recorrer caminando las montañas de Irlanda, los Pirineos, los Balnearios del Báltico, Patagonia o la Gran Muralla China. De los servicios de lujo al albergue de montaña, de la playa a los glaciares, un universo de posibilidades se abre ante ellos Trataremos de contestar a algunas de sus preguntas basándonos en el concepto Slow Travel: lento, local y sin huella.

mujer precipicio

1 Senderismo en libertad.

Caminar sin guía ni grupo organizado, por tu cuenta, marcando los tiempos. Esta es nuestra opción para viajar caminando. Viajar en grupo y con guía es más barato y más seguro, pero ¿de verdad quieres renunciar a la libertad de decidir en cada cruce?

 

fiesta bienvenida

2 Anfitrión local.

Para descubrir un destino hay que estar en contacto con la población local. Por muy lejos que vayas si lo haces en un grupo numeroso, entre cadenas hoteleras y Mc Donalds,  no habrás salido de casa. El Anfitrión local te facilitara el acceso a los recursos locales.

 

mochila viajar caminando

3 Transporte de equipaje, ni sí, ni no.

Es una controversia un tanto absurda. Ventajas: es más cómodo y procura mayor libertad de movimiento; Desventajas: mayor precio y menos consumo local (te lo llevas todo de casa). Es bueno como opción, pero no como obligación. En cualquier caso: viaja ligero de equipaje.

 

caminante solitario

4 Asistencia en ruta: sí.

Rotundamente sí. Aumenta la seguridad, la interacción con la población local, la información y la libertad de elegir. Un buen anfitrión local debe recibirte, informarte y ayudarte cuando lo necesites.

 

caminante naturaleza

5 Camina sin huella.

Es una utopía, pero como toda utopía nos sirve de guía. ¿De que te sirve viajar caminando si dejas más huella ecológica que quienes lo hacen en avión privado? Los viajes “exóticos” o subir al Everest, son todo menos sostenible. Vigila tu huella.

 

hogar casa rural

6 Alojamiento: Bed & Brekfast.

Para  viajar caminando hay que descansar y ello exige privacidad y comodidad. Para evitar sorpresas desagradables muchos recurren a estereotipos: cadenas hoteleras, Booking… Una vez en la habitación no saben si están en Logroño o en  Beijing. Busca un equilibrio. Tu anfitrión local conoce el mejor Bed & Brekfast (cómodo y local).

 

caminar carretera

7 Planifica y personaliza tu viaje.

El viaje comienza en casa, informándote sobre el destino y sus posibilidades. La mejor travesía es la que se puede personalizar. Indica que servicios necesitas y cuáles no, que etapas te interesa, qué día quieres descansar… y que el anfitrión haga (hagamos) su trabajo.

 

sendero senderista

8 Etapas accesibles y amenas.

Una buena etapa debe ser parte de la actividad diaria, pero sólo parte. Reserva tiempo y energía para conectar con el destino. Sentir como evoluciona el paisaje, constituye la verdadera experiencia de viajar caminando. El cansancio te aleja del paisaje, busca etapas ajustadas a tus capacidades. Así se calcula el tiempo necesario para una etapa.

 

mujeres dunas

9 Descubre tu propio camino.

¿Por qué elijo viajar caminando? Existen muchos motivos para hacerlo, pero solo el tuyo es importante. Hay travesías naturales, deportivas, culturales, gastronómicas, históricas, románticas, hedonistas… Quien camina, aprende a conocerse mejor.

 

hombre camina

10 Haz la prueba.

Si has llegado hasta aquí es porque sueñas con viajar caminando. Un gran viaje empieza con un primer paso, el mayor error es no darlo. Cuéntanos tus dudas.